Como detectar clientes morosos III

Seguimos en nuestro periplo, ilustrando a las empresas, PYMES y autónomos de cómo evitar a los posibles clientes morosos que pueden entrar en contacto con la actividad comercial de nuestro negocio. Esta es la tercera entrada que publicamos sobre técnicas para detectar el comportamiento, que a la hora del pago, va a tener la persona con la que estamos cerrando un acuerdo comercial o a la que le estamos vendiendo un determinado producto.

Una técnica muy extendida entre los empresarios es informarse sobre el volumen de negocio de la persona que se nos presenta como cliente. Las posibilidades de impago aumentan, si la empresa muestra una variación brusca de su facturación de un ejercicio a otro. Por el contrario una correcta evolución o bien una consonancia con la evolución del sector y la economía es señal de regularidad y de salud financiera.

Otra clave para indagar en el estado de nuestro eventual cliente es comprobar si cuenta con incidencias judiciales o reclamaciones de la Administración. Si cuenta en su historial con embargos o reclamaciones de la agencia tributaria, seguridad social u otros organismos públicos, esto puede ser solo la punta del iceberg. La empresa en cuestión seguramente tendrá muchos más impagos con entidades privadas y cuyos detalles no han sido publicados en un boletín oficial.

Un factor a tener muy en cuenta es la relación que nuestro cliente tenga con los bancos. Un exceso en el endeudamiento con las entidades bancarias perjudica gravemente su capacidad de pago a proveedores. En el supuesto de concurso de acreedores debemos de tener presente que las entidades financieras tienen  prioridad sobre las empresas en el momento de establecer el orden en el pago. Una excesiva deuda con los bancos podría agotar el patrimonio del deudor, quedando nuestra deuda insatisfecha.

Ante determinadas operaciones mercantiles de gran envergadura, desde Salazar Asesores solemos recomendar a nuestros clientes que recaben opiniones de  entidades especialistas en la elaboración de informes comerciales y valoración de riesgo. La información aportada por estas entidades nos puede resultar muy valiosa para la toma de decisiones ya que nos ayuda a conocer la opinión que el mercado crediticio tiene de la empresa y sobre su índice de riesgo, ilustrándonos sobre la capacidad de solvencia que la empresa puede disponer.

Tagged with: ,
Posted in Autónomos, concurso de acreedores, futuros clientes, operación arriesgada, patrimonio del deudor, PYMES, solvencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*