¿Persuasión a los morosos? ¿Hasta donde?

Cuando nos niegan el pago de una determinada cantidad de dinero y han agotado nuestra paciencia,  ¿a quién no se le pasa por la cabeza entrar en la fase de acoso y derribo de su deudor recurriendo, por citar un ejemplo, al legendario cobrador del frac?

Efectivamente, frente los deudores mas persistentes, existe la opción de utilizar los servicios ofrecidos por empresas de cobro a morosos. En España existen algo más de 70 empresas destinadas a este servicio que se dedican a perseguir al deudor, utilizando su vergüenza y agotamiento como herramienta para conseguir el resarcimiento de lo impagado. Estas empresas aseguran que solo persiguen a los profesionales de la deuda y evitan este método tan violento de cobro en los supuestos en los que el deudor, por circunstancias temporales o permanentes, no puede afrontar el pago.

La mayoría de los expertos no dudan en desaconsejar este método de cobro ya que, al día de hoy, dada la crisis imperante, los deudores tienen verdaderas dificultades para saldar sus pagos. Por tanto hay que establecer un diálogo con ellos, evitando las confrontaciones, y proponiendo soluciones prácticas: fraccionamiento de deuda, reconocimiento de deuda con pagarés o letras avaladas por personas solventes, pago en activos no dinerarios… etcétera.

Para esta última solución, lo más aconsejable es contactar con un bufete de abogados  como el de Salazar Asesores, que ofrece un servicio de cobros extrajudicial, con expertos en recuperación de deuda. Desde el departamento de gestión de cobro, contactamos con el deudor explicándole la importancia de satisfacer la deuda lo antes posible para evitar medidas legales de mayor envergadura así como gastos innecesarios.

En el caso de no haber alcanzado el éxito en el cobro de la deuda vía extrajudicial, damos la opción al cliente de iniciar el procedimiento monitorio poniendo a su disposición escritos e instrucciones para poder enviar el procedimiento al juzgado competente, quedando a la espera de la resolución judicial.

Trabajar con dedicación y tenacidad en la recuperación de los impagados no conlleva recurrir a métodos incómodos y violentos para ambas partes y que, a la larga, nos serían contraproducentes.

Tagged with: , ,
Posted in Autónomos, Impagos, Morosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*